¡Vaya fin de semana! 2

vaya fin de semana!

 

Hola amigos,

Nos hemos retrasado un poco, pero aquí estamos de nuevo. En esta ocasión os traemos un artículo de escrito por Ciri, nuestro secretario, pensador y creativo además de aficionado al  fútbol, al running y al buen humor. Realmente ha sido un gran fin de semana. Esperamos que disfrutéis con esta lectura.

 

El día 17 de abril se celebra el día Mundial de la Hemofilia, no es que mis amiguetes de Hemobur  y  yo mismo, nos olvidásemos de celebrarlo por todo lo alto como tal día se merece, sino más bien que ese día lo utilizamos para acercarnos  a otros lugares donde igual los grandes actos no llegan. Sí, lo celebramos, pero en familia y dejando para el fin de semana del 18/19 de junio los grandes actos.

 

Ahí andábamos dándole vueltas a la cabeza, sobre qué hacer o no hacer ese día. En una de estas paseando por la calle, me encontré con un amigo al que hace unos años tuve la gran suerte de conocer, gracias a que mi hijo y el suyo se hicieron colegas en el instituto. Y he dicho “amigo”, pero ¡qué amigo!

 

Pues bien, con el gran empujón que él me dio, nació el primero de los proyectos para ese fin de semana, colaborar en la organización de la XXI Media Maratón Ciudad de Burgos, donde en un principio se nos requería el aporte de voluntarios, cosa que en nuestra asociación, pequeñita donde las haya, sobran gracias a la gran familia que formamos; y el difundir el acto en sí, todo lo posible, cosa que pusimos en manos de David, nuestro tesorero y aficionado a las redes sociales. Y a fe mía que los objetivos se cumplieron.

 

El segundo proyecto nació, porque sí. Se me ocurrió hacer magia y apareció un duende que me dijo: “Busca al mejor de nuestra familia que creo que anda por tierras del rio Arlanza”. Y allí me fui, hasta Lerma a buscar el mejor. “El Duende “. Y  ¿para qué?, pues para pedirle otro favor, al que en ningún momento dudó  cual iba a ser su  respuesta. Un sí rotundo.

 

¡Vaya dos amiguetes que me busqué! Tanto monta, monta tanto… ¡Ah! ¡Qué no os dicho los nombres!  Lo dejo para el final por que igual se enfadan por darles protagonismo, que los conozco.

 

Pues bien, gracias a ellos y a su dedicación, el fin de semana ha sido perfecto. Tanto, que la palabra “hemofilia” ha estado  en boca de muchos burgaleses y ha sido conocida por otros muchos que la desconocían.

 

El #KmPorLaHemofilia  y “El Lazarillo de Tormes” buques insignia del fin de semana, comienzan a rodar. Preparados…Listos… ¡Yaaaa!

 

¡Cómo disfrutamos! Ya desde el mismo sábado día 18, colaborando como voluntarios en la entrega de dorsales de la media maratón, nos dimos cuenta de lo que significa para la gran familia del running el día de víspera de una carrera, saludos, guiños, abrazos muchos, nervios de corredores novatos o primerizos y sobre todo el mostrar las heridas de anteriores batallas, pero que no les impiden participar en la de mañana. ¡Qué duros!

 

Domingo, 7,45 de la mañana, van llegando los voluntarios. Los jóvenes dormidos pero con ganas. Montamos circuito y “zas”, comienzan los #KmPorLaHemofilia y a disfrutar todos durante 21,100 km que por 500 corredores hacen un total de 10500 km por la hemofilia. Desde el primero hasta el último corred@r, gracias por vuestro esfuerzo, que sé de buena tinta que es mucho, bufff.  Entrega de premios, y después de muchas carreras me toca subir al pódium, ya era hora ¿no?  Además a recoger el mejor premio posible, cada una de las gotas de sudor rojas de todos los participantes. No encuentro palabras de agradecimiento, solo deciros que volveremos al año que viene para lo que ABAVE quiera.¡ Gracias! Sois los mejores.

 

Después de una reconfortante comida y una mejor y más agradable siesta, para recuperarse del esfuerzo, llegó la guinda del pastel del fin de semana.

 

¡Vaya guinda, amigos! ¿Duende? ¡Más bien mago!

¡Jopeta, cordobés! ¡Cómo te lo curraste! Sudaba hasta yo de verte.

¡Qué arte, qué deleite…! Qué…, no sigo, porque pudiera estar todo un día poniéndole adjetivos. Su esfuerzo no caerá en saco roto, eso seguro, que se lo digo yo. El público se fue encantado e impresionado por su actuación y nosotros muy agradecidos de su colaboración tan altruista.

 

Y llega el momento de la despedida, y el momento de poner nombre a mis amigos. A los dos amigos  sin los cuales, por supuesto, yo no estaría escribiendo esto. Y que son: El amigo Gorra,  don Alberto José Muñoz, y El Duende de Lerma, don Luis Miguel Orcajo.

A ellos dos, les debemos este gran fin de semana y por supuesto les debemos la gran repercusión mediática que hemos tenido. ¡Gracias amigos!

 

Siempre hay peros en todos  los momentos de nuestra vida, y en este no iba a ser menos. ¿Os preguntareis, y cuál es?  Nos faltó “El Gorra” en persona, aunque no en nuestro pensamiento. Cosas de coincidencia de fechas y por supuesto, excusable. ¿A qué te lo pasaste muy bien, pillín?

 

¡Enhorabuena por esa gran celebración, y que cumpláis muchos más!

Ya solo me queda decir: ¡Hasta la próxima! Porque tened una cosa clara, volveremoooooooosss…

O mejor como dice mi amigo “El Gorra” Vamooooooooooosssss…


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “¡Vaya fin de semana!

  • ALBERTO GORRA

    MUCHAS GRACIAS por …. ¿¿ por qué ?? …. a vosotros y a vuestro TRABAJO y LABOR si que hay que reconocerlo, ME DESCUBRO ANTE USTEDES ….. a partir de ahora correremos sumando KMTS, y serán #KMTSporlaHEMOFILIA